sábado, 15 de diciembre de 2012

Quejas justas


Si os soy sincera llevo un tiempo aguantando y evitando tocar el tema de las protestas de mis compañeros de Madrid. He querido mantenerme informada, leyendo multitud de tuits, enlaces e intentando poner a cada actor de la película en su sitio. He descubierto, aunque ya lo intuía, la diferencia estructural y organizativa de los diversos sistemas de salud de esta nuestra piel de toro. Añado que esta diversidad es, en mi modesta opinión, uno de los grandes males que ahora están aflorando.
Una de las cosas con las que no estoy de acuerdo (tal vez la única) es que yo no creo que se desmantele la sanidad pública por cambiar la estructura de gestión. Soy defensora de la necesidad de reformas tanto desde el punto de vista profesional como del papel de la sociedad y los usuarios. Y si alguien  lo quiere interpretar como un gesto de falta de sensibilidad tiene dos problemas: creerlo y equivocarse. Buscar estrategias para que el sistema público de salud siga asumiendo las partes vitales de los procesos es importante.
Hoy me he despertado, tarde añado, leyendo un tuit sobre el copago de fármacos de dispensación hospitalaria, luego han mandado un enlace y también lo he leído, y he reflexionado pero me he callado. Habrá que analizar más profundamente su aplicación. Yo no puedo hablar si no tengo toda o casi toda la información.
Pero cuando no he podido callar es cuando ha llegado un tuit que rezaba:

Las casta d los intocables del sector judicial,sanitario,profesores,rectores  protestan porque tendrán q trabajar más,fin d pagas extras etc

Y aquí he explotado. No me voy a parar a ver quien lo manda, ni a averiguar a que se dedica. Tiene todo mi respeto pero no puedo aceptar leer está "agresión" hacia los compañeros de Madrid que por defender la sanidad pública, lo que significa para todos se han dejado la piel y una parte muy importante de su sueldo durante estas jornadas de huelga. No he leído ni una sola manifestación profesional que hablara de dinero directamente recibido. Ni una sola.
Y lo de trabajar más...¿qué sabe Ud lo que yo trabajo? Me cansa oír y leer afirmaciones rotundas sin que me pregunten a mi. Un minero trabajará físicamente más que yo, no lo dudo, pero al final del día cada uno responde por su esfuerzo y la satisfacción por el trabajo bien hecho. Pongo la mano en el fuego por cada uno de mis compañeros de profesión. De lo que no se no hablo, eso lo dejo para los tertulianos radiofónicos que saben de todo.
Decir que somos, y aquí me añado yo, una casta es una manifestación de clasismo por parte de la tuitera pero no por la nuestra. Somos profesionales, somos trabajadores, somos usuarios, somos financiadores con nuestros impuestos y por ellos tenemos derecho a hablar. ¿Porqué es aceptable que otros estamentos o profesiones demanden más dinero y mejores condiciones de trabajo y no lo toleramos su viene de médicos, jueces, profesores, enfermeros...? Como rezaba una etiqueta o hastag en Twitter hace unos meses #lavocacionnopagamisfacturas

Pido sinceramente que se eviten estos comentarios fáciles más dignos de programas como "Salvados" que de análisis reales de la situación laboral de cada uno.
Escribí al principio del conflicto de la sanidad madrileña una entrada que no ha visto la luz por que no quería generar malas interpretaciones. Vuelvo a decir que no comparto algunas afirmaciones. 
Pero hoy reconozco vuestro esfuerzo. Pelear dignamente por lo que crees justo es absolutamente respetable y por eso os doy las gracias. 

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar