sábado, 22 de septiembre de 2012

Empezar a movernos

Leo que Pep Guardiola ha comentado en el Foro convocado por la Fundación Femex que "estáis ante un tío afortunado". El ex entrenador del F.C Barcelona ha sido invitado a participar en esta reunión para hablar sobre sus experiencias como entrenador y futbolista.
Sigo atenta sus manifestaciones y añade "no se cuando voy a regresar, dije que este año no entrenaba, y si tengo ganas de entrenar , lo haré, pero en este momento no las tengo. Nunca se sabe, en Nueva York se está bien". Luego finaliza diciendo "un día me llegó un balón e hice esto-simula un pase-. Fue algo que me ayudó a decidir: yo quiero dedicarme a esto. Ese momento en que golpeé el balón para mi supuso una liberación y supe que era lo mio. Encontrar eso ha sido mi fortuna. He vivido con y de mi pasión..." fin de la hiperglicemia (ya sabéis demasiado dulce para mi).
No voy a decir nada más del fútbol, quien me conoce ya sabe cuales son mis colores pero esta manifestación de una persona que "lo ha ganado todo" me hace reflexionar sobre lo que esta mañana ha empezado a moverse en twitter gracias a @medico_cabreado. Nuestra compañera propone una lluvia de ideas para ver qué podemos hacer nosotros ante la situación de nuestra sanidad.
Ahora escribo este blog pero mi primera experiencia fue con otro que clausuré tras el ataque indiscriminado y sin piedad de usuarios de la red que se permiten el lujo de decidir lo que merecemos. Ante la reclamación de un trato respetuoso para médicos y demás funcionarios, exponiendo situaciones de guardias inhumanas, consultas abarrotadas, días festivos perdidos, disminución del poder adquisitivo en los últimos años se dedicaron a insultar, a decir que sólo queremos tener un Porsche Cayenne en la puerta y que si somos médicos es porque queremos (y podemos afirmo yo, y no me refiero a pagar la matrícula...) y que si tienes vocación estás casi obligado a joderte y callar. Me dolió mucho ver como los usuarios por los que tu trabajas te menosprecian por ser lo que eres. Ahora lo tengo superado.
Analicemos cada frase y traslademoslo a lo que la gente piensa de los médicos.
Yo esta semana trabajé cada día, el viernes fui a un curso de soporte vital intermedio infantil de las 8:30  las 20 h y mañana domingo tengo guardia pero no me puedo permitir el lujo de decidir cuando vuelvo a la consulta, el lunes a las 8 estaré allí puntual y con una bonita sonrisa aunque cansada. 
No me quejo de vivir en donde vivo pero Nueva York me mola mucho más...correr por Central Park, vivir en un lujoso "apartamento" de una de los mejores barrios no tiene precio, o mejor dicho si pero mi vocación no puede pagar el módico alquiler que si paga la vocación del Sr. Guadiola.
Yo tenia una profesora en el colegio que despertó en mi no la vocación de ser médico pero si la curiosidad por esa carrera y como siempre he sido buena estudiante decidí pasar unas cuantas horas de mi vida sentada en una silla estudiando, estudiando y estudiando. Hubiera preferido hacer deporte, chutar un balón 2 horitas al día y cobrar un pastizal antes de los 20 años pero...mi pseudovocación era diferente a la del Sr Guardiola (además siendo mujer aun lo tenia más difícil para poder vivir de no hacer nada)
En lo que si me parezco al anteriormente nombrado es en que he conseguido, que no me han regalado nada, vivir de mi trabajo, y remarco lo de TRABAJO. Yo lo digo claramente soy médico y trabajo de médico. Os equivocais si pensáis que por ser médico voy a dejar que me chuleen. 
A mi no me pagan más por hacer bien mi trabajo: es mi obligación.
No amenazo con irme a otro "equipo" si no me pagan más. No me pongo triste por que no me aplauden tras acertar un diagnóstico, para eso me preparo. Asumo la responsabilidad de un error, no busco otros culpables.
Tras estas lineas ¿que pensáis que se acepta mejor por la sociedad? ¿La historia de Guardiola o la de cientos de médicos que dedican cada minuto de su trabajo a cuidar de la sociedad?....no lo dudes al primero lo idolatran y a ti te dicen que es tu vocación, que trabajar en domingos o no dormir en casa va con ello y que lo de comer en las guardias es un lujo.
¿Cual es mi propuesta para manifestarnos? empezar a respetarnos nosotros como profesionales y personas, dejar de escudarnos en "los pacientes" para reclamar lo que nos merecemos, que sobre todo es respeto.
Quien vea en estas lineas una falta de consideración hacia los pacientes se equivoca, son mi prioridad mientras trabajo pero también tengo vida privada.
Quien vea en estas lineas una demanda de más dinero está muuuuuuuy errado, pero como decían hace unos meses por Twitter #mivocacionnopagamisfacturas...las de Guardiola seguro que si (y me alegro por él)
Yo también soy una tía afortunada, ¿porqué no me invitan a mi a explicar mi experiencia en uno de estos foros donde nos dicen lo duro que han trabajado, lo que han perdido o lo bonito que es Nueva York?
La vida real no es la de Guardiola ni la de ninguno que esté en su mundillo, pero ellos pueden pedir sin ser menospreciados, es en lo único que le envidio.

PD: os agradeceria evitar comentarios desagradables. No he dicho nada que no sea verdad y esta es mi blogterapia, si no te ha gustado que lees, lo siento.

3 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. Como siempre muy acertada.Lo comparto con mi gente de Facebook

    ResponderEliminar